Ómicron

“¿QUÉ NOS DEPARA EL COVID EN LOS PROXIMOS TRES AÑOS?

 

VIENEN SORPRESAS, VEAN AL COVID CÓMO UNA PIÑATA QUE CONTIENE COSAS QUE DESCONOCEN EN SU INTERIOR Y QUE SON NUEVAS. PERO ESAS SORPRESAS NO LO SERÁN TANTO PARA AQUELLOS DESPIERTOS Y CONSCIENTES. PERO SÍ PARA QUIENES NO LO SON. TRES AÑOS NO SON SUFICIENTES PARA QUE TODO SE MUESTRE. SÓLO MANTÉNGANSE DONDE ESTÁN CON SU ENERGÍA, LUZ Y SERVICIO Y TODO SEGUIRÁ SIENDO COMO HASTA AHORA PARA USTEDES.” (Canalización 02/09/2021)


“EL COVID SÍ ES UNA ESPECIE DE FRACTAL, SIN EMBARGO ES MUCHO MÁS AVANZADO PUES TIENE CONCIENCIA PROPIA. EN CAMBIO LOS FRACTALES “NORMALES” SOLO CREAN SITUACIONES SIMILARES, PERO EL COVID APARTE USA SU CONSCIENCIA PARA REPLICARSE COMO UN VIRUS INFORMÁTICO QUE INFECTA DE MANERA INTELIGENTE. COMO USTEDES DICEN EL COVID SERÍA UN MANDELBROT 10.0” (Canalización 02/09/2021)


En publicaciones anteriores hemos mencionado lo que estamos viviendo con este microorganismo tiene una parte creada y manifestada por el mismo ser humano por medio del concepto de los fractales de Mandelbrot. Sin embargo este microorganismo tiene también una consciencia propia que le permite evolucionar y mutar de acuerdo a su propia naturaleza de supervivencia.


Fractales y la tercera ola (28/07/2021)

Elevar frecuencia y vibración II (05/01/2021)

Elevar frecuencia y vibración (30/12/2020)


¿Cómo vamos a salir adelante con esto que sucede pues parece que volvemos al punto inicial? Hoy por hoy, tenemos solamente a una pequeña fracción de seres humanos despertando en consciencia espiritual (10%-15%) mientras que el resto vive aún una experiencia muy humana desconectados de su consciencia divina. No es la ciencia lo que nos traerá las soluciones finales a este problema, la solución está en ti y tu amor propio. Quizás pocos entiendan este concepto o piensen que se trata de pseudo ciencia pero para que exista un mundo físico, primero existe uno espiritual y de energía que da forma y moldea al mundo físico.


Nuestras capacidades como seres divinos son mucho mayores de lo que nos imaginamos pero estas capacidades solo se despiertan cuando hay un trabajo de consciencia previo. No sucede al azar o por casualidad. Este conocimiento divino tampoco es nuevo, ha estado disponible por siglos en diversos libros escritos por muchos autores en diversos países e idiomas.


El despertar de consciencia no es algo místico o algo reservado para unos cuantos, se trata de trascender el ego y desarrollar un amor propio por medio del autoconocimiento. Un amor propio bien desarrollado, trae como consecuencia un equilibrio en mente, cuerpo y espíritu. Una consciencia en crecimiento entiende que su salud se genera primordialmente por el tipo de pensamientos y sentimientos emanados de la persona misma.


Nuestro sistema inmune se fortalece o debilita por nuestra alimentación y aún en mayor medida por nuestra “alimentación” emocional. Nuestras emociones generan vibración que afectan nuestras células y órganos, nuestras emociones generan hormonas que tienen una influencia determinada en nuestro cuerpo. Dependiendo del tipo de pensamientos y emociones que generes, estarás manifestando una determinada realidad en tu vida. De las emociones nacen los pensamientos y de los pensamientos creamos nuestra realidad, el gran camino para crecer espiritualmente está en aprender la ecuanimidad.


Puedes vibrar en el temor y en el miedo de que la enfermedad sucede al azar y no depende nosotros sino debido a causas externas y por culpa de otros seres o puedes vibrar con la confianza de que tu mismo generas tu camino, tu salud y que esto depende en mayor medida de tu propia consciencia espiritual y divina. Es una elección y la buena noticia es que depende de ti y así es…


Foto Flickr: José Lira - Piñata

Entradas Recientes

Ver todo

El vuelo...