top of page

El lado oscuro

Seductor, atractivo, encantador, es como un aliado de tus mas bajos deseos prohibidos, es aquella voz que te dice cómo hacer las cosas a tu manera… para satisfacer a tu ego. Es tu lado oscuro, es oscuro porque lo asociamos a las tinieblas, ahí donde no hay luz ni amor, es oscuro porque es un lado que no mostramos por lo general a los demás pero que nosotros mismos sabemos como está integrado a nuestro propio ser.


“Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, también éste mira dentro de ti” Friedrich Nietzsche


Durante muchos años, quizás siglos el hombre ha asociado a la noche, a las tinieblas y la oscuridad con la maldad, con los demonios y por otro lado hemos asociado a la luz, con la divinidad. Se considera a la luz como aquel elemento que nos ilumina, que nos guía y que nos permite ver el camino aún estando en las tinieblas. Para muchos Dios es la luz o la luz representa a Dios, nuestro padre creador o fuente creadora.



La oscuridad es poderosa, pertenece a la dualidad, existe un polo positivo en la vida pero también uno negativo, es la 4ta Ley Universal y que corresponde la Polaridad. La dualidad es parte del sistema de aprendizaje en la tierra, para conocer más la luz hay que conocer a su vez la oscuridad. Todos en esta tierra estamos creados con la dualidad, tenemos internamente el bien pero también el mal. Cualquier polo que decidas experimentar, es una elección, solo tú decides de que lado quieres estar. Experimentar la luz, es como usar una cuenta de débito, entre más cosas buenas hagas, más tendrás a tu favor, es un saldo positivo. Experimentar la oscuridad es como usar una tarjeta de crédito, siempre tendrás un saldo a pagar y muchas veces con intereses. Es tu elección…


Pero sabes…no estamos a merced de fuerzas oscuras que nos hacen actuar bajo la oscuridad, en el fondo de cada alma, hay un deseo inconsciente de experimentar y aprender cada lado de la moneda. Eres tú y solamente tú quien decide vivir y ejercer una influencia positiva o negativa. Eres tú, bajo el libre albedrío, quien decide experimentar la luz o la oscuridad. Una de las principales virtudes en esta vida, es trabajar la fuerza de voluntad para tener temple, ecuanimidad y sabiduría cuando haya que tomar decisiones y domar los deseos del ego.


La oscuridad es una corriente magnética poderosa, bajo su manto se busca satisfacer el ego, controlar a otros, buscar la venganza, ejercer el poder, destruir y dominar. Solo es cuestión de que tu decidas abrir la puerta a esa corriente eléctrica y magnética para dejarte llevar, envolver y finalmente experimentarla o ser dominada por ella.


¿Se puede controlar la oscuridad? Si, en la medida que trabajes en tu luz propia, en tu crecimiento, llenarás tu ser con acciones de luz y amor y al estar tu ser lleno de luz, habrá cada vez menos espacio para la oscuridad, pues la luz disuelve y desaparece la oscuridad. El crecer como individuos y como humanidad depende de nosotros al 100%, no de factores externos, somos nosotros quienes somos los dueños de nuestro destino y futuro. En la medida que trabajemos en nuestra consciencia y desarrollo, podremos crecer en la ecuanimidad, en dejar ir y soltar el equipaje que llevamos…y ¿cuál es ese equipaje? Somos consciencias altamente emocionales, nuestro equipaje incluye todo aquello que no hemos podido dejar ir, que no hemos podido perdonar, que no hemos podido soltar, todas aquellas conductas que nos representan apegos hacia los bienes materiales, placeres o conductas nocivas hacia nosotros o hacia los demás.


¿Entonces la vida se trata de no disfrutar y de llevar una alta moral? No, se trata de equilibrio sin generar apegos y respetando la vida propia y externa. La espiritualidad no se trata desde mi punto de vida de una guía moral, se trata de entender nuestro poder creador y que nuestro presente es lo que hemos creado vida tras vida para llegar aquí. Pero parece que hoy estamos con una desesperanza pues hay mucha injusticia y mucha destrucción en la Tierra. Así es, en este sistema de la dualidad, parece que se está perdiendo el equilibrio y debemos recuperarlo pues el evolucionar o la autodestrucción, son dos escenarios posibles y factibles de la humanidad.


¿De qué sirve mi esfuerzo personal de trabajar en la luz? Pues apenas me impacta a mi y eso no parece tener gran influencia en los demás. Cuando uno trabaja en la luz propia, genera luz para uno mismo y en los alrededores, la influencia de la luz es mucho mayor de lo que te imaginas…la luz disuelve la oscuridad, es como el faro que guía en el horizonte a los barcos a la deriva. Cuando trabajas en ti, tu energía permea y llega a muchos rincones que no te imaginas en diferentes planos dimensionales.


El amor y la luz son dos fuerzas muy poderosas que influyen en muchas consciencias una vez que estamos en esa elección y camino. Para trascender la dualidad como humanidad debemos trabajar en el ego, dejar ir todos los apegos, cuando hayamos superado los deseos y voluntades del ego, estaremos dando el salto en consciencia para convertirnos en una civilización galáctica y llegar a las estrellas … y así es…


“El miedo es el camino hacia el lado oscuro, el miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento, el sufrimiento al lado oscuro.” — Yoda.


Entradas Recientes

Ver todo

El vuelo...

Commentaires


bottom of page