E de Ego, E de Espiritualidad

En este camino espiritual, estamos en un momento de mucha polarización en el Mundo. El enemigo no es el sistema económico o el sistema político, los adversarios no son los que piensan distinto o lo que profesan otras creencias…el verdadero enemigo a vencer es el ego. El ego podría definirse como la excesiva valoración de uno mismo, por encima de los demás y del bien común.


El ego representa la división entre la personalidad individual y la unión con el todo. El ego busca que actuemos para satisfacer nuestras necesidades y saciar nuestros deseos, a veces a cualquier costo. El ego busca recompensas, reconocimiento, siempre en beneficio de uno y no del bien común. ¿Cuál es el opuesto del ego? ¿Cómo podríamos equilibrarlo? El desarrollo de consciencia y de la espiritualidad es el camino para doblegar al ego.


Por medio de nuestra espiritualidad nos conectamos con una verdad mayor y entendemos que no somos seres individuales sino parte de un conjunto mayor, mucho mayor que abarca a todos los seres viviendo en este planeta en unión con el cosmos y todas las criaturas que habitan en él. El ego comprime, el ego destruye mientras que la espiritualidad co-crea y la espiritualidad expande. Cuando actuamos con el ego no hay espacio para la luz y el amor, no hay espacio para lo mágico y lo cuántico.


Cuando comprendamos esto y comencemos a actuar bajo nuestro lado espiritual unido a nuestra divinidad, comenzaremos a buscar y entender la construcción del bienestar común muy por encima de solamente uno mismo. ¿Eso significa pensar en los demás y no en uno mismo? No, se trata de un equilibrio, de dar lo mejor de nosotros mismos pero también desde el amor y la luz basados en una búsqueda constante de crecimiento personal y evolución espiritual.


La importancia hoy en día es tener más y más humanos conscientes y despiertos espiritualmente para balancear nuestra propia evolución de una forma sustentable de vida para nosotros mismos y para el planeta. Más cooperación y menos competencia y así es…


Entradas Recientes

Ver todo

El vuelo...